5 trucos para ordenar tus herramientas de taller

5 trucos para ordenar tus herramientas de taller

diciembre 8, 2018 0 Por admin

Se entiende que un taller es el lugar o territorio donde se realiza un trabajo u oficio manual por parte de un conglomerado de especialistas que están a la orden del día para sus respectivas labores. De hecho, un taller es ese espacio que además de conformar un equipo humano, también concede en la vista de sus alrededores, las más variadas y diversas herramientas que sirven de instrumentos al ser humano.

Este espacio es una gran mezcla y amalgama de herramientas de taller desiguales y disímiles. Cada una sirve para algo, cada una tiene propósitos y objetivos heterogéneos, cumpliendo funcionamientos y finalidades múltiples que deben estar a la vista y a la mano de los trabajadores de manera fácil, por lo que es necesario ordenar las herramientas en un taller. Una de las obligaciones y exigencias requeridas de un trabajador normal consiste en conseguir una comodidad y armonía conveniente en su trabajo, o sea, hay que descubrir que para lograr un trabajo donde exista la eficacia y la eficiencia, es importante el orden y disciplina, por lo que, hay que mantener acomodadas y ajustadas oportunamente las herramientas en un taller.

Por ejemplo, si un trabajador va a martillar un clavo para insertarlo en la madera o va a sacar una grapa con una sacagrapas, el deber está, en que este individuo sepa el lugar en el cual se encuentran cada una de estas herramientas. De hecho, lo que está en juego es el fenómeno del tiempo.

Además, que se ha demostrado que el desorden al no encontrar las herramientas rápidamente, hace perder tiempo valioso en el trabajo.

5 consejos prácticos para mantener el orden de las herramientas en un taller

1.- Buscar un lugar apropiado para colocar las herramientas. Este debe ser un sitio visible por los trabajadores. Dicho esto, cada trabajador tendrá su sentido de la vista en concordancia con las herramientas.

2.- Las herramientas deberían ir ordenadas por familia de herramientas, o sea, por su funcionalidad. Así se tiene, por ejemplo, a la familia de los destornilladores: De paleta, de estrella, así como también, debería existir la correspondencia y la relación con respecto a sus tamaños.

3.- Guardar las herramientas en un respectivo cajón de acuerdo con su utilidad. Así por ejemplo: Las llaves con sus respectivos números podrían ir en un cajón de metal, y se sabrá que en ese cajón se encontrarán este tipo de herramientas.

4.- Colocarle nombres o títulos a las cajas de herramientas. De esta manera, se reconocerá por medio del lenguaje escrito, el lugar en el cual están ubicadas las respectivas herramientas.

5.- Al momento de culminar cada faena diaria, la visión del trabajador ordenado, sería colocar las herramientas en sus respectivas cajas o estantes. De esta forma, cuando vaya a laborar el día siguiente, serán de un agrado y de un orden inconmensurable.